En este momento estás viendo La seguridad es lo primero

La seguridad es lo primero

Como todo procedimiento quirúrgico la cirugía plástica no está exenta de riesgos, por lo que elegir un cirujano plástico certificado es vital.
Si bien esto no asegura el que desaparezca el riesgo de complicaciones, el porcentaje de las mismas disminuye drásticamente al cumplir con tres recomendaciones básicas, es lo que llamamos el “triángulo de seguridad”:

1.-Paciente Informado: todo paciente tiene el derecho de conocer en qué consiste su cirugía, los riesgos asociados y cómo será abordado por su médico tratante. Antes de cada cirugía debe firmar un consentimiento informado detallado al respecto

2.-Centro clínico autorizado: Toda clínica u hospital en el que se lleve a cabo una cirugía plástica debe contar con los medios de manejo de eventuales urgencias, tener protocolos establecidos de manejo y traslados a centros de mayor complejidad si fuese necesario. Esto se consigue en Chile mediante la SEREMI de salud correspondiente

3.-Cirujano plástico certificado: Todo médico que efectúe este tipo de cirugías debe contar con su especialidad completa, es decir 7 años de medicina general, 3 años de cirugía general y 2 a 3 años de Cirugía Plástica. En Chile se puede consultar en la superintendencia de salud (www.supersalud.gob.cl) donde ingresando el nombre del médico puedes comprobar si cuenta con su subespecialidad de “cirugía plástica y reconstructiva”

triangulo de seguridad

El que elijas un cirujano plástico certificado también asegura que en el caso de ocurrir una complicación, el médico sabrá como manejarla a tiempo acompañándote en todo el proceso nunca abandonando a su paciente.
La seguridad es lo primero para ti y tu familia, preocúpate de revisar siempre quién te está operando, no te dejes llevar sólo por las recomendaciones de amigas sin velar antes por tu seguridad.
Cualquier pregunta no dudes en seguirnos en nuestras redes sociales.